Archivos de la categoría ‘Culos’

Los culos protagonistas

Publicado: 26 marzo, 2010 en Culos

Coño mano no nos vamos a caer a coba. Uno sabe cuando una caraja le va a dar culo nada más al verle la cara. Verga es que tienen como una marca de impresión. Sello de calidad Putaven. Si la tipa te mira de medio lao con una sonrisa de medio lao y además media teta medio afuera esa caraja seguro que da culo. Además no hay que joderse mucho pa descubrir la vaina porque esas carajas por lo general y según avanzados estudios científicos no son bonitas ni feas: simplemente tienen cara e perras.

Ah pero de bolas, basta que se lo metas para que la caraja se ponga ladilla. Parece que hay una relación proporcional entre la putería de las coñas y su capacidad pa ponerse ladillas. Es como si el universo entero conspirara para decirte: Bueno güevón, te la cogiste papayita, ahora cálatela. Y saben qué es lo jodido, diagnosticarlas antes de que hagan metástises. De bolas porque apenas un culo de esos se pone a tiro, el machete toma el control del selebro y uno no ve pa los laos sino que lanza la artillería sin pararle mucho a las evidentes señales de que esa coñuesumadre es una ladilla.

De todos los tipos de culos ladilla el peor de todos, el que se lleva el Oscar a la Mejor Ladilla Original es el culo protagonista. Verga esas son arrechas. El culo protagonista es el culo que por darte culo ya cree que va pal baile. Se hacen la mente de que van a tener un papel importante en tu vida. Es más, las coñuesumadres tienen un gen que les hace creer que es importante tener un papel importante en la vida de alguien. Coño cómo se desviven por esa mierda. Son unas trimarditas ignorantes. De pana. Saquen la cuenta: si uno se tira un culo en la primera salida uno dice yque Verga qué arrecho soy nojoda, no la pelé, ahora la dejo en su casa y hasta me da tiempo de comprarme unas laticas e irme pa la mía a ver Wild On. Ellas no, ellas van y piensan Verga qué arrecha soy, lo cautivé con mi sonrisa, con mi personalidad, este es el tipo. Güevonotas.

Yo el otro día estaba tranquilito en una tasca tomándome mi Brihma cuando empezó una caraja con una miradera. Ah verga, culo a la vista, dije. Bueno la saqué a bailar y después me la llevé pa la barra y nos tomamos unas cervezas. Yubisay se llamaba. Pim pum pam y pa ahorrar detalles a las dos horas estábamos lata y lata en el carro. Lo normal pues. Me la llevé pa un hotel y bueno la tal Yubisay era la propia demonia. Tremendo polvo.

Cuando ya yo estaba entrando en ese estado alfa en que queda uno después de cogerse un culo, la caraja se me recuesta del pecho y con toda la sutileza de un camionero de Monagas desliza esta perla: Papi lo nuestro va a ser pura cama? Me acababa la coñuemadre de echar una mamada en el carro y cuando llegamos a la pieza me hizo hasta la licuadora, pero entonces va y me sale con que le preocupa que la vaina vaya a ser pura cama. No chica, le dije. También podemos hacerlo en el potro si quieres.

Una caraja que pregunta esa vaina es una caraja ladilla. Además de que yo ya dije que las carajas que le dicen Papi a uno merecen un post aparte. Bueno en efecto, Yubisay resultó ser un culo protagonista. Al día siguiente la ladilla de los mensajitos. Coño yo no digo que no te escriban pero mieeeeerda se tienen que poner intensas? Obviamente me escribía al perrófono porque el número de civil ni de vaina se lo iba a dar. El primero fue normalito, que qué rico fue todo. OKey de pinga. Como no le respondí al rato me lo reenvió. De bolas como pa que no le vaya a salir con que no me llegó. Bueno. Después, otro yque Papi se vale repetir. Coño claro Yubisay, yo te llamo, ahí sí le escribí porque uno siempre tiene que asegurar el próximo polvo. Luego: Papi esta mañana extrañé tu olor. Coño será que me está reclamando por el peo que se me salió cuando echábamos el segundo? Al rato: Papi todavía me duele el qlito, así con q, qlito. Verga pana tampoco es pa que te pongas escatológica. Cochina.

Bueno pero fue después de eso que se puso protagónica, preguntándome que cuándo nos íbamos pa la playa de luna de miel. Nojoooodaaa. Yo he tenido una sola luna de miel y todavía me estoy arrepintiendo de esa vaina. Al rato: Papi le comenté de lo nuestro a mis amigas del trabajo. Ah verga lo nuestro? Espero que las amigas esas estén bien buenas y se hayan puesto ociosonas con el cuento de lo nuestro, especialmente la parte donde las rodillas de Yubisay se las puse de marco e cachetes. Luego: Papi qué rico sería amanecer empiernaos todas las mañanas. Verga qué mala maña la de los culos protagonistas de estar planificándole la vida a los demás. Más tarde: Papi cuándo llevamos a tus niños al Sambil?

QUÉEE??? ALLÁ RODÓOOO!!!! pensé. Y cuando ya iba a apagar el perrófono pa no seguir calándome la vaina, la caraja viene y me llama. Y yo: coñuesssumadre ya voy a mandar a esta güevona pal coño.

-HooOOooOOoola SeñooOOooOOoorrrrrr, me dice con ese tono ondulado y esa errrre estirada que tienen las mujeres cuando realmente te quieren decir: Bueno mamagüevo te di culo y ni una llamadita?

-Quién es? le dije haciéndome el güevón.

-Ay papi ya te olvidaste de mí? Papi soy YubisaaAAaaAAaayyyy!!!, otra vez con el tono ese ondulado de mierda.

-Aaaaaah hola, coño es que estoy hasta el culo de trabajo, le dije a ver si entendía pero nada.

-Ay papi qué rico la pasamos anoche tenemos que repetirlo no me importa que seas casado yo soy muy discreta y esto y lo otro.

Y yo verga aguantando esa habladera de güevonadas. Entonces como me quedé callado la caraja como que pensó: Verga y este güevón será que es mudo? Y ahí fue que me lanzó la pregunta más clásica de todas las vainas clásicas que puede decir un culo protagonista:

-Papi qué estás pensando?

Porque ese es el peo. Todo culo protagonista que se precie quiere, es más, NECESITA saber que protagoniza hasta los pensamientos del carajo que la está cogiendo. Cada vez que un culo te pregunta en qué estás pensando es porque quiere que le digas Culo estoy pensando en ti. Qué ladilla. Estas carajas quieren protagonizar tu vida tu cuerpo tu mente y tu alma. Estas carajas quieren salir hasta en los créditos de los pajazos que uno se echa y eso señores se sabe que es imposible porque en los créditos de todo pajazo entra mucha gente. Entonces me puse a imaginarme la vaina si los pajazos tuvieran crédito. Uno recostao y todo empatucao y empiezan a pasar ese coñazo de letras obviamente de color blanco:

Oh Manuela
Escrita y dirigida por: A. Margulis
Producción: Mípalo Productions
Escenografía: Aquí mismo en el baño
Censura: D 21 aunque d 18 también cogemos

Starring:
– Marcia la secretaria del Corroncho
Dina la carajita que trabajaba en Wendys
– El culito aquel que le gustaba el vallenato ¿cómo era que se llamaba?
– Las tetas de Cristina con la franela esa que se le marcaban los piquitos
– Lilia la flaca que atiende en el quiosco de allá abajo que el otro día me pistoneó
La mujer del mamagüevo de mi jefe viejo verde que le triplica la edad me mata la envidia
– Milagritos la caraja que me lo mamó una vez en el baño del liceo allá en los 80 (coño le eché bolas, cómo hice pa acordarme de esta caraja?)
– Asunta la negra brasileña que se trajo Enriquito a atender la oficinita del lavado y engrase y que nos la cogimos todos y que cuando se lo metías decía yque: GOSTOOOSOOOO GOSTOOOSOOOO

Filmado en TechniTeCOJO®

Y bueno. Yo con mi fantasía pajística, de verdad se me olvidó que Yubisay estaba esperando que le dijera en qué coño estaba yo pensando y claro, la coña de pronto me pega ese leco:

-PAAAPIIIII responde chico no seas maluco!!!!!!!! En qué estabas pensando?

-Me estaba haciendo la paja……. Y NO POR TI!!!!!!!!!!!!, le dije pa apaciguar sus ansias de protagonismo, y apagué el perrófono que ya vi que está pidiendo reemplazo.

Los culos telefónicos

Publicado: 30 mayo, 2007 en Culos

Coño qué de pinga es levantarse un culo. Nojoda a uno se le va la autoestima pa la cabeza y anda parriba y pabajo inflao. Uno hasta camina como Travolta, así zumbao, sueltecito, ustedes saben, como si tuviera picante en las bolas. Cuando uno se levanta un culo pasa toel día con el estilacho subido, tipo Barry White. Nojoda y si te lo levantaste en una jornada heroica, por ejemplo que te la cogiste en el carro o que la caraja resulta tené cangrejera, ahí se le vuelan los tapones a uno.

Verga pero qué poco dura la felicidad en la casa del pobre. Ya uno sospecha la vaina a los cinco minutos de dejar a la tipa en su casa, de regreso del hotel. Le llega a uno un mensajito que normalmente dice: YA TE EXTRAÑO PAPI. Aaaarrrrrggggg hijaeputa, si supieras lo ridículo que es andar diciéndole papi a un carajo, esas merecen un post aparte. Bueno de pinga. Uno se hace el güevón o le responde con una vaina del tipo: CHÉVERE, TE LLAMO EL VIERNES. O sea no me jodas, no me ladilles. Yo soy un carajo serio.

Ah no, pero el culo insiste. En la mañana uno se va pal trabajo y cuando llega y prende el perrófono (dícese del número que uno le da a los culos y de cuya existencia nada sabe la mujer de uno) hay al menos veinte mensajes de la caraja con tequieros y ositos de lo más cuchi, además de tres docenas de llamadas perdidas. Mieeeeeerda y esta como que tenía cuatro años que no la cogían???? Ante tanta violencia mensajística uno se repliega y empieza a formarse en el cerebro un pensamiento cada vez más claro: COÑO QUÉ CARAJA MÁS LADILLA.

Llega entonces el momento en que te agüevoneas y le atiendes el teléfono. Al menos al principio la vaina es media gallina, la tipa en medio de dos o tres tequieros (que se quedarán sin respuesta) va y te dice que quiere hacerte esto o aquello en la cama y bueno, uno se vacila su vaina ahí. Pero unos días después la vaina cambia (para peor): empieza la tipa a contarte cómo le fue en el día y a preguntarte cómo te fue en el tuyo. Eso mismo. Como marido y mujer, pues. Recontramaldita imbécil. Yo ni con la mujer mía hablo esas mamagüevadas.

Al menos cuando uno es casado tiene la excusa de que es casado. Verga pero yo a mis panas solteros los compadezco, esos no tienen cómo esconderse de la mayor amenaza a la tranquilidad que existe en el universo conocido: los culos telefónicos. Si una caraja de esas llama al güevonote soltero que se la está pegando, y éste trata de escabullírsele, tengan por seguro que ahí va a habé peo. Así que los carajos se quedan mansitos, siempre los veo en la oficina, la tipa del otro lado diciéndoles que ayer peleó con la vecina o que se le olvidó jugarse el 25 pa Táchira, y ellos moviendo la cabeza como ministro e Chávez y respondiendo sólo ajá, ajá, claro, ajá, ajá, sí, ajá, ¿e verdá?, ajá, ajá, coño sí, ajá, y así horas enteras. ¿Será que esas putas de mierda no trabajan y no hacen más un coño?