Archivos de la categoría ‘Gente’

Ricky Martin no es como tú

Publicado: 9 abril, 2010 en Gente

Coño ese Ricky Martin sí es mojoniao y pantallero. Venir a armar todo ese peo con sus comezones anales. Coño sí!!!!!!! Tremenda revelación hiciste, mamagüevete. Que yque eres pato. Nojoda revelación sería que dijeras que eres extraterrestre, que eras parcha era una vaina que sabía hasta el perro.

Ahora yo pensando la vaina digo: verga tenías que salir a decírselo a todo el mundo? Esa mierda es peo de nosotros? Por qué coño e la madre yo tengo que oírte diciendo que te gusta que te den por el culo???? O sea eso es lo que le gusta a los patos, no? Que les den por el culo. O darle por el culo a otros patos. Mierda porque es que hay que ser pato pa que se te pare la paloma con el culo pelúo de otro carajo. Y cochino además nojoda.

Bueno pero hay una vaina que está clara y es que en el mundo lo que sobra es el conejo parejo. Porque el día que la Rickya salió diciendo que era parcha las carajas en la oficina andaban arrechas porque se les cayó su ídolo. Una cuerda e bolsas es lo que son las pajúas esas. Yo me imagino que cuando Juan Gabriel también salga a admitir su patura se van a sorprender igualito.

Lo cierto es que yo ese día llamé al trabajo de la mujer mía, que como era de esperarse es fanática del güevón ese desde que era carajita, y la caraja todavía estaba patidifusa.

-Negra ahí tienes, viste que lo de la vida loca era en serio? -le dije cagao e las risas.

-Coño Margulis y tú me estás llamando al trabajo pa esa mierda????

De bolas que la estaba llamando pa esa mierda. Esa coñuesumadre hay veces que yo estoy pasando los canales del cable pa ve si capturo una pornito de esas que ponen a veces, y si por mala leche aparece el celaje de la Rickya en un canal de videos o de farándula nojoda, me salta encima me quita el control y se pone a ver a su patico favorito. Ah? Hay derecho a esa mierda? Entonces yo le digo: verga quita al pato ese que quiero ver unos culos! Y ella: Margulis respeta!!!!!! Él no es ningún paaaaatooooo!!!!!! Bueno ahí tienes pues. Tremenda loca la de la vida loca esa.

Coño pero en la oficina esa fue la joda obligada ese día. Ajá sí, yo soy uno de los güevones que tuvieron que trabajar en semanasángana. Ese día al que se medio resbalaba nojooooda, ahí mismo tenía a un coñuesumadre al lado pegándole ese leco: Aaaaaayyyyyyyyyyyy Ricky Maaartiiiiiiiin!!!!!!!!! Coño como corresponde entre machos pues.

El que más vaina echó fue el Vergatario que es el maracucho de la oficina. Porque todo el mundo sabe que donde se ponga a cinco o más venezolanos juntos siempre hay un negro, un gordo y un maracucho que por lo general también es gordo. Bueno en el trabajo hay también un maracucho que como todo maracucho es más ordinario que sapo en acuario. Como ese coñuemadre tiene un nombre tan raro le decimos el Vergatario. Ya nadie se acuerda cómo es que se llama el güevón ese. Yo creo que es Aristarco o Plutarco, una vaina de esas griegas. El jefe lo llama por su apellido que por supuesto es Montiel, y yo creo que tampoco se acuerda cómo se llama.

El jodedor del Vergatario se me acerca al escritorio y me dice: Coño Margulis y vos ya declaraste? hay chance hasta mañana. Y yo creyendo que hablaba del Islr le digo Nojoda Vergatario, hace tiempo. Y eso era lo que estaba esperando el coñuemadre, cagao e las risas gritó a todo gañote: Vergacióooon Margulis pero tenéis que publicar tu declaración en la Interné como el Ricky Maaaartiiinnnn!!!!!! Y claro el chiste es una mierda y así ni risa da, pero es que hay que ver al Vergatario pegando lecos con su acento y agarrándose la gran lipa maracucha.

Bueno eso fue todo el martes y el miércoles. Como el miércoles de semanasángana es más o menos como un viernes de aroma yo sabía que ese día nos caíamos a palos. Bueno como a las cinco me dice el Vergatario: Mirá Margulis, ve cerrando que hoy vamos a pegáaanojlas! Y yo: Coño Vergatario a quién nos vamos a pegar???? Más emocionao quercoño creyendo que había unos culos cuadraos por ahí. Nojooooda Marguuuuulis, pegáaaaanojlas, vamoj a comprá unos potes mollejúuuuos! Y yo por supuesto sin entender todavía la vaina: Vergacióooooon Marguuuuuliiiiis, unos poooootes, unas fríiiias!!!!!!!!!!

Aaaaaaah coño Vergatario, unas cervezas!!!!! a ver si me hablas en español, güevón!!!!!!!!!! La vaina era en la casa del mamagüevo de Carballo con parrilla y todo. Pallá nos fuimos Carballo, el Vergatario, el Planetico que es un carajito que es office boy y es loco e bolas y yo, a echá cuentos comé parrilla jugar dominó y pegarnos las cervezas pa seguir con el argot maracucho. Bien de pinguita la vaina.

Como a las 12 salimos y como el Vergatario tiene el carro malo y el Planetico es un limpio tuve que hacer de transporte. Primero soltamos al Planetico en Catia y salimos raspando de esa vaina no fuera a se cosa. El Vergatario sacó un aniseto que cargaba en el maletín pal guamazo del estribo mientras llegábamos a la Urdaneta porque de bolas, el coñuemadre cuando se vino del Saladillo no podía instalarse en otro lado que en la avenida que lleva el nombre del prócer de ellos allá.

Me paro en la esquina del Universal esperando que se baje el güevón ese y pilas por el retrovisor porque esa zona es medio jodía. Estaba esa vaina sooola nojoda y el mamagüevo del Vergatario enredao con el maletín y el aniseto no terminaba de bajarse. En una de esas se me queda viendo y pum! se me acerca y me pone una mano en el machete. COÑUELAMAAAADRE!!!!! digo yo. Pero como el coñuemadre es así gordo y ordinariote y yo sé que no voy a aguantale una mano si se pone bruto, lo único que se me ocurre decirle es:

-Coño Vergatario, tú me estás agarrando el machete?????

Y bueno eso me pasa por preguntar una mamagüevada porque el hijueputa va y me responde con otra peor:

-Por qué? no puedo? Vergacióoon miaaaarma si Ricky Martin se declaró homosesuar por qué yo no??????? Además vos me gustáaaais, así refinado seriesote un coño mollejúuuoo pues!!!!!!!!!

Bueno a esas alturas yo ya había agarrado la vara que tengo abajo el asiento pa los malandros así que abrí la puerta y me lancé pafuera. Bájate de esta mierda coñuetumadre!!!!!!!!!! le dije. Trimaldito marico!!!!!!!! Y el carajo nada que se baja entonces di la vuelta, abrí la puerta y lo saqué a punta e varazos. Y el marico encapillao e mierda me gritaba: Vergacióoooooon Marguuuuuuulis coño tranquilizáaaaate!!!!!!!!!! Cualquiera cae que en tu vida has visto un homosesuaaaaaarrrrr!!!!!!!! Y yo dándole coñazos lo termino de sacar del carro y vuelvo a dar la vuelta pa irme pal coño y le digo: Homosexual es Ricky Martin coñuetumadre, tú lo que eres es un pobre maricooooo!!!!!!!!!!! Y me fui pal coño.

Verga por eso es que mi papá decía: Maracucho bueno se muere chiquito.

Anuncios

Los viejos que se las dan de Oscar Yanes

Publicado: 12 marzo, 2010 en Gente

La mujer me dice el otro día: Adalberto anda a pagar la luz. Y yo como es natural dije la última palabra: Sí miamor, hoy paso por Cadafe. Coño pero ustedes saben cómo es esa vaina de ladilla. Pagar la luz o el cable o el agua. Calarte las colas y que el cabezegüevo que está en la taquilla cobrando un sueldo gracias a ti, venga y te atienda de mala gana. Así que me fui haciendo el güevón y me fui haciendo el güevón hasta que el martes la caraja casi que me agarra por la pechera y me dice: Margulis que vayas a pagar la luz. Coño y en eso la mujer mía es como mi mamá: uno sabe que está arrecha porque lo llama a uno por el apellido.

Verga pues no me quedó más remedio que agarrar mi factura y mamarme mi cola. Y por supuesto aquella vaina estaba hasta el culo. Aparte de las consabidas amas de casa había una pila de carajos como yo que por no calarse la cola se fueron haciendo los güevones hasta que les formaron su peo y no les quedó más remedio que ir. Uno les ve la ladilla en la cara y de verdad, da vaina. Coño hasta de pinguita se ven los carajos, nojoda. Provoca hasta cuadrar una parrillita con partida de dominó y llamar unos culos.

Bueno yo pensando en la inmortalidad del cangrejo y en eso me pasa un viejo por un lado hablando solo. Que vamos a ver cómo está la cola de los viejitos. Así mismo, como si era que todos lo conocíamos y él nos estaba comentando sus impresiones sobre la cola. Pero claro como en esta verga hay tanto viejo la cola de los viejitos tenía como quince viejos coñuemadres. Y bueno allá va el viejo. Se instala en su cola y se pone a revisar sus recibos. Entonces suelta a todo gañote que uno tiene que revisar sus papeles porque imagínate que después de todo el peo del metro y la gentará en la calle y toda la vaina, se te haya quedado algún recibo.

Ahí empezó la vaina. Que qué peo con los servicios. Que qué peo con el alto costo de la vida. Que cuando yo era muchacho un carro costaba tres mil bolos. Que cuando era más muchacho uno iba a la escuela con dos lochas, una pa la arepa y otra pal fresco. Pal pasaje no porque uno se iba caminando con los zapatos que uno les chivateaba a los hermanos mayores. Que si Pérez Jiménez. Que si Raúl Leoni. Que si las películas mexicanas que veíamos coleaos. Y lo más arrecho no es esa echadera de cuentos de viejo güevón. Lo más arrecho es cuando se ponen a criticar la modernidad. Así le dicen. La modernidad. Que si el nieto usa zarcillos. Que si se la pasa doblado como un pollito con el celular en la mano y con los deos engarrotaos. Que si la juventud de ahora no sabe lo que es una serenata. Y entonces arranca a contar cuando él andaba con su guitarra cantando serenatas y los viejos de aquella época lo corrían a plomo. Provoca es agarrar al viejo güevón ese y meterlo de cabeza en un geriátrico a que las enfermeras le peguen una gonorrea intravenosa.

El modus operandi de los viejos que se las dan de Oscar Yanes es básico. Llegan a un sitio, levantan la vista a ver si alguien los está viendo y empiezan a hablar güevonadas. Y si nadie los está viendo no importa, igual dicen cualquier bolsería y siempre hay algún mamagüevo que les para bolas. Pero claro coño. Todo viejo que se precie tiene un vozarrón de mierda que donde el carajo se pare a decir cualquier mariquera, se escucha a varios kilómetros a la redonda. Cualquiera levanta la vista y les para. Tal parece que cuando nos llega la vejez, Dios nos tumba el chaparro pero nos regala tremendo gañote. Yo supongo que Dios en su gran sabiduría dispuso así la vaina pa que uno de viejo no pele bolas y pueda vender kinos en la calle o, los que llegaron tullidos a tercera, puedan llamar al que los está cuidando pa que les limpien el culo.

Coño pero una vaina hay que tener clara y es que la culpa de que haya viejos así no es de Oscar Yanes. Ese viejo es pana. Es más, la vaina fue al revés: Oscar Yanes lo que hizo fue agarrar al clásico viejo hablador de mamagüevadas y lo convirtió en un personaje que lleva explotando nojoda como treinta años. Pero cualquiera que haya visto a Oscar Yanes en la televisión o mejor, en vivo, sabe que eso es diferente. El viejo se bota. Tú gozas una bola oyéndole sus vainas y con el estilacho de las corbatas y aparte de eso te culturizas. No como estos viejos güevones que se las dan de originales y lo que están es copiándose del carajo que se copió de ellos.

¡Así son las cosas!

Los saludatipos

Publicado: 25 mayo, 2007 en Carajos gafos, Gente

Hay una teoría científica según la cual, el 64,5% de las veces que un carajo se da un chinazo, recurre al viejo truco de echarle la culpa a los famosos cinco minutos diarios de mariquería a que todos tenemos derecho. O sea: si estoy en un baño y por casualidad mis ojos reparan, aunque sea durante una fracción de segundo, en la paloma del carajo que está miando al lado mío, y por maldita malísima leche el carajo se da cuenta, eso es un chinazo, entonces tengo que decir: Bueno pana, fue parte de mis cinco minutos diarios de maricura. Y con eso se supone que el asunto se olvida.

Yo conozco a tipos que se desviven por usar sus cinco minutos diarios y algunos hasta varias veces al día. Verga pero definitivamente los peores son los que andan por la calle saludando a cuanto carajo ven. No es que si yo voy caminando por la calle y pasa un pana, me voy a hacer el güevón y no lo voy a saludar. Pero coño, uno levanta la mano y pregunta cómo ta la vaina (ojo, sin esperar respuesta), eso es lo que recomienda el librito, más allá de esa mierda uno ya está gastando sus cinco minutos diarios.

El Corroncho es el mamagüevo más saludatipos que conozco. Mierda es que yo creo que nunca lo he visto saludando a un culo. Y ojo, el Corroncho es curruña mío, pero salir con ese carajo es una ladilla porque cuanto tipo ve en la calle va y lo para y le pregunta por la familia y se pone a recordar la pea aquella en la casa de fulano (otro tipo, por supuesto).

El otro viernes le digo: Corroncho vámonos a tomanos unas frías. Y salimos. Pero coño, en esta mierda no puede haber un par de metros de pavimento porque ahí van y le ponen un carro encima. Aquellas colas lo que dan es dolor de bolas. Claro como uno sabe que algún día llegará al sitio y que cuando llegue se va a caer a palos hasta que ya no haya una sola cola en toda la ciudad, uno no le para tanta bola.

Voy tranquilo en mi cola avanzando a razón de dos metros por hora y hablando con el Corroncho. Pa más vaina le estaba contando de un culo que me cogía en los tiempos de la universidad. Nojoda es que no hay nada más sabroso que hablar de culos y ponerse a describir las vainas de los culos. Porque hay culos que tienen unas vainas!

De repente el Corroncho se me tira encima, saca una mano por mi ventanilla y pega ese grito: EPAAAAA COÑUETUMADREEEEEE!!!!!! Trimaldito seas, Corroncho, nojoda, el oído me quedó haciendo piiiiiiiii como por media hora. Toda la vaina pa saludar a un mamagüevo que iba caminando con una bolsa e Doritos en la mano. O sea: no contento con interrumpir mi cuento de culo, algo que un caballero no debe hacer jamás so pena de ser expulsado del género masculino por gafo, no contento con interrumpirlo pa saludar a un tipo, el Corroncho va y saluda a un tipo que va caminando con una bolsa e Doritos. El coñuetumadre. Y después el maricote del Corroncho preguntándole yque por la mujer y los carajitos. Verga Corroncho, esa mierda es problema tuyo? Mamagüevo entrépito? Por qué no te bajas y le das un besito?

Desde ese día cada vez que salgo con un pana hago como los taxis. Se monta el carajo y yo pongo en un lugar visible un cartelito que dice:

EN ESTE CARRO SE PROHIBE SALUDAR TIPOS.
Gaste sus cinco minutos en otro lado.
Atentamente la Gerencia.

Y que se vayan a saludar al grandísimo coñuesumadre.

A mí tampoco me gustaba el vallenato

Publicado: 17 mayo, 2007 en Gente

Ahora que mi Comandante puede cerrar televisoras sin que se le prenda el avispero, yo le propongo muy humildemente desde esta tribuna una prohibición que puede ser más productiva para el desarrollo de la cultura y la formación estética del venezolano: nojoda, que prohiban los malditos vallenatos. Mierda es que yo creo que no hay en este mundo una vaina más tierrúa que esa verga. Además qué música pa güevona. Ta bieeeeen te entiendo, ¿te sientes triste? Estás en tu derecho, échale bola a tu vaina pero veeerga marico, hasta pa estar triste hay que tener estilo!!! Los acordes del vallenato son de una tristeza básica y pajúa que más que ayudar a pasar un despecho lo que hacen es pegarle a uno un pasón….. y un agüevoniamieeeento…. Coño y de paso los mamagüevos que cantan esa vaina tienen TODOS una vocecita de marico pidiendo beso… Vayan pa la mierda.

Hay un momento en la vida de toda persona sensata, cuando tiene que reunir fuerzas pa no partirle la cara a mandarriazos al típico güevón que esgrime el “argumento universal a favor del maldito vallenato”. La vaina es así: estás en el hotel con un culo y el culo se pone a cambiar de emisora en el radiecito que le ponen en el copete e la cama, hasta que llega a una emisora de esas cochinamente ordinarias que sólo ponen vallenato y reguetón (nojoda es que ni el reguetón es tan mierdero!!!). Entonces uno, coño, que está ahí con ese culo pa dale hasta por la cédula, y no pa torturarse el sentido de la estética a través de los tímpanos, uno va y le dice al culo:

-Coño Culo, quita esa mierda, qué ladilla el maldito vallenato.

-Ay papi, cómo no te va a gustar el vallenato?

-Verga será porque yo soy gente y tú eres un maldito culo vallenatero (claro, eso uno sólo lo piensa, ni de vaina lo dice abiertamente porque tampoco es pa espantá el culo después del primer polvo, con lo caros que están los hoteles en esta mierda!!!).

-Papi yo era así como tú.

-¿Cómo? ¿Eras hombre?

-Jajajajaja, no gafito, yo era así, no me gustaba el vallenato. Pero un día me puse a parale bola a las letras, ¿nunca le has parao bola a las letras de los vallenatos? Fíjate:……

Y empieza la muy trimardita a cantar el vallenato con las cejas arruchaditas hacia arriba y la mirada perdía como si hubiera pasado la tarde metiéndose ácido. Pero bueno. Ese es el “argumento universal a favor del maldito vallenato”. Nunca falla: uno critica el vallenato y siempre hay algún hijísimo o hijísima de la gran puta que sale conque “A mí tampoco me gustaba el vallenato pero un día me puse a parale bola a las letras”. No-joooo-oo-da! Coño mano, si la gente de verdad le parara bola a las letras de los vallenatos apagaría el radio y se pondría a hacer algo más interesante como sacarse los mocos o jugar puntería con el chorro e miao.

Es más!!! Voy a demostrar la vaina científicamente. Con mucho asco en los dedos escribí “vallenato” en Google y conseguí unas letras del mamagüevo ese que llaman Jorge Celedón. Aquí va una:

Hoy vengo con mis manos llenas de sinceridad / Llena de verdades / Porque el hombre cuando es noble se arrepiente / Te quiero con las fuerzas que no tengo / Y por nada de este mundo yo te pierdo / Pero no voy a dejar todo por nada / El amor sincero / Por el pasajero / El amor que vale / Por el de la calle / Por andar de locos / Yo casi te pierdo / Pero me arrepiento / Voy a conquistarte

Pa empezar, el caregüevo dice que viene con sus manos llenas de sinceridad y llenas de verdades, de bolas como en vez de cerebro tiene una maldita cotufa piche, el coñuesumierda tiene que decir la misma vaina dos veces con distintas palabras pa llenar líneas. Ajá y otra vaina, ay sí, las manos full de verdades y el caregüevo dice al final que por andar de loco con el amor de la calle casi pierde el amor del culo. ¡MAMAGÜEVOOOOO! Si tuvieras las manos llenas de sinceridad le hubieras dicho: Coño mi amor, no te arreches y sigue dándome culito, ¿cuál es el peo si lo que te puse fue un moche cacho?

Ajá, otra del mismo mamagüevo:

Sonrie mi vida / con tus besos / por saber que eres tu mi vida / solo a tu lado el amor siento / ley natural que Dios nos brinda / eres mi luz mi realidad / solo tu amor me brinda paz / solo tu amor me brinda paz

Eeeeesooooo, una muestra de la mejor poesía mierdera que se ha producido en la mayor piscina de mierda que se llama vallenato. Debo confesar que esa güevoná es tan mala que ni se entiende. Sonríe mi vida con tus besos por saber que eres tú mi vida, ay sí, ni que tú fueras Roquefeler pa que la caraja tenga que sonreír, a ver si no le echas bolas pa poder mantenerla y a ver si llevándola a tirar al asiento de atrás del carro la vas a tener sonreidita. Coñuetumadre. Ay solo a tu lado el amor siento, maldito ma-ma-güe-vo, y la noche anterior estabas cogiéndote a la vecinita que hasta menor de edad es, ojalá te metas en un peo y te partan el culo. Y nojoda maldita sea, no sigo analizando esa mierda.

Así que te lo digo clarito. Si tú que me lees crees que esa letra vale medio e mierda, maldito coñuetumadre o maldita coñuetumadra, déjame decirte que te tengo la arrechera hereje, y es más, salte de este blog inmediatamente porque aquí no se aceptan cabrones ni cabronas como tú. Ah y ve a vé si de vez en cuando te lees un librito de poesía porque lo que es el sentido estético, lo tienes en las malditas hemorroides. Remascabolas.